Montenegro se une a la Alianza en plena crisis con Rusia

21 Diciembre 2015
(0 votes)
Autor 
Los ministros de Exteriores de la OTAN decidieron el pasado miércoles 2 de diciembre invitar oficialmente a Montenegro a entrar en la Alianza. El pequeño país balcánico se podría convertir en el 29º miembro en un momento tenso en las relaciones de la OTAN con Rusia, por los conflictos de Ucrania y Siria, y en el que el derribo de un avión ruso por parte de Turquía no ha hecho más que incrementar el debilitamiento de las relaciones. El secretario general de la organización, Jens Stoltenberg, felicitó a Montenegro por los esfuerzos realizados para cumplir los objetivos de entrada y explicó que la integración plena llegara cuando los 28 Estados que forman parte de la Alianza aprueben la invitación en sus parlamentos. Un gran paso para la integración en la UEMontenegro ha alcanzado uno de sus principales propósitos desde que consiguiera la independencia de Serbia en 2006, una meta que también es anhelada por parte de sus vecinos, "La invitación a Montenegro es también una noticia excelente para el resto de los Balcanes, y para el reforzamiento de la seguridad y la estabilidad de la región", dijo el ministro de Exteriores del país, Igor Luksic en Bruselas. Donde además la organización ha dejado la puerta abierta a la negociación de adhesión de Georgia, Bosnia-Herzegovina y Macedonia. La profesora de Ciencia Política de la Universidad MIT de la República Macedonia, Katerina Veljanovska, cree que la entrada en la OTAN va a ser muy beneficiosa para el país "En primer lugar aumentarán las inversiones extranjeras, además probablemente las infraestructuras del país mejorarán, al igual que servirá para afianzar la seguridad del país y contribuir a la estabilidad del área. Me encantaría que Macedonia también entrara, pero por las discrepancias que tenemos con Grecia, lo veo, de momento, complicado" La diplomacia ha jugado un papel muy importante en las negociaciones para conseguir que los 28 miembros respalden al gobierno montenegrino. "Hungría siempre ha apoyado a Montenegro en su decisión. Para conseguir el apoyo de otros miembros de la OTAN ha sido importante informar de como ha ido el proceso de ajuste a las medidas de cambio que se le exigió" declaró el embajador de Hungria en el país H.E. Kristian Posa. El presidente del país, Filip Vujanović va más allá. "La UE solo nos invitará si somos parte de la OTAN, sabemos que hay ciudadanos que no están muy receptivos pero no hay que olvidar que los que nos apoyan son más que los que se abstienen. Somos una buena potencia estratégica, no se nos puede olvidar". El pasado mes octubre miles de montenegrinos dirigidos por el partido opositor, el Frente Democrático exigieron en las calles de Podgorica, la capital de Montenegro, la dimisión del primer ministro Milo Djukanovic. El Partido Democrático de los Socialistas, al que pertenece el jefe de Gobierno, acusó a la oposición de intentar parar la entrada en la Alianza. Las últimas encuestas cifran el apoyo de la población a la entrada en la OTAN en un 52%. Por oro lado el Parlamento de Montenegro adoptó una resolución simbólica y dos terceras partes del parlamento (50 de 79) votaron a favor de integración en la Alianza. Uno de los argumentos que más pesa a los montenegrinos que no aceptan la decisión de entrada con agrado es el recuerdo, aún muy latente, de los seis civilies muertos en los bombardeos de la OTAN en abril de 1999, tres de los cuales fueron niños.   Vukic Vuletic (40), Julija Brudar (10) su hermana Olivera Maksimovic (13), Miroslav Knezevic (13), Milka Kocanovic (69) y Manojlo Komatina (69) fueron alcanzados por 10 misiles que habían sido lanzados para alcanzar uno de los puentes sobre el río Lim cerca de la frontera con Kosovo. La OTAN consideraba a este puente como un "legítimo objeto militar" ya que era un punto clave en el trayecto de las tropas de la armada Yugoslava hacia Kosovo. Hoy en día el caso ha llegado hasta la Corte Europea de Derechos Humanos. Rusia y sus interesesRusia, es otro de los puntos clave en este juego politico. Desde hace años numerosos rusos han hecho inversiones en la costa montenegrina, especialmente en Budva que tiene el sobrenombre de "el Mosú con mar". Incluso en invierno, el aeropuerto más cercano ofrece 3 vuelos diarios a la capital rusa. Pero no sólo la clase media-alta rusa llega a Montenegro, también un importante numero de rusos llegan a la costa adriática para trabajar. Y es que hay algo que este país tiene y que los países del mediterráneo no, una cultura muy parecida: la misma religión, la ortodoxa y como eslavos, una lengua similar. Además los rusos no necesitan visa. Aún así Rusia no ha tardado en contestar y ha declarado que a la incorporación de Montenegro no puede quedar sin respuesta, según un portavoz del Kremlin que no ha especificado más. Gracias a las inversiones de los rusos en la industria turística, la crisis no ha afectado tan duramente como a sus vecinos regionales. Algunos de los cuales son parte de la OTAN como Italia, Albania y Croacia, tienen interés en entrar como Bosnia y Kosovo o bien son neutrales como es e caso de Serbia, con quien Montenegro siempre ha mantenido unos lazos muy fuertes. Numerosos apartamentos lujosos copan los alrededores de Budva y acojen a los grandes magnates de Gazprom. Siete años atrás el oligarca ruso Oleg Deripaska compró la planta de alumnio de Podgorica que es la responsable de la mitad de las exportaciones de este joven país balcánico, además de ser la empresa que más número de empleos proporciona en el país. Si la entrada en la OTAN perjudica las inversiones rusas es algo que el país se pregunta. Respecto a esta cuestión el embajador húngaro H.E. Kristian Posa explica que " actualmente no estamos hablando de grandes inversiones de Rusia en Montenegro, es una industria bastante focalizada, el turismo. Y no creo que si Montenegro entra en la OTAN pueda afectar en algún modo". Algunas voces afirman que este antiguo Estado comunista forme parte de la OTAN podría ayudar a relajar tensiones entre Rusia y los Estados Unidos. La OTAN detuvo su colaboración con Moscú en abril de 2014 debido a la crisis ucraniana y tras la adhesión de Crimea a Rusia. "De momento no existe ningún intento por parte de la Alianza de restablecer la cooperación con Moscú a ningún nivel" así lo ha declarado Alexandr Grushkó el representante permanente de Rusia ante la OTAN. Grushkó advirtió que incluso en caso de restablecerse la cooperación, en el momento actual sería imposible el retorno etapas anteriores. Si con la invitación a Montenegro, y su intención de ampliar esa invitación a otros estados de la esfera post comunista, la OTAN ha actuado con prudencia, es algo que aún está por ver, después de la reacción nada conformista de Rusia.

Post comment as a guest

Attachments

Location

Share:
0
  • No comments found

KOSMOS-POLIS es una asociación sin ánimo de lucro (Ley Orgánica 1/2002) registrada en el Ministerio del Interior y dedicada a la investigación y divulgación de la ciencia política, historia, relaciones internacionales y análisis político

Twitter

Top